Carta a mi amado padre


**CARTA A MI AMADO PADRE* Aun recuerdo claramente cuando me dijeron: “Tú papá está en el hospital, es necesario que vayas”. No me pude contener y un llanto desgarrador brotó de mi garganta. ¡No, mí papá no se puede morir! Pero al llegar al hospital, una sábana cubría su ya frío cuerpo. Yo le tomaba la mano para darle calor y así reanimarle, pero no, todo fue en vano, mi padre, sí mi padre… había muerto. Un derrame cerebral acompañado de un infarto fue lo que acabó con su vida. Yo me abrazaba a su cuerpo inerte y le decía: “¡Papito de mi vida, háblame, despierta, mira aquí estoy yo, despierta por favor, tú no puedes estar muerto, eres mi papito adorado y los papás son muy valientes no se mueren y dejan a sus hijos!”. Pero todo fue en vano, ni mis gritos ni mi llanto desesperado lo despertaron… ya jamás. Mi padre no volverá a abrir sus ojitos, porque él… ya está muerto. Han pasado los años y aun te recuerdo, claramente escucho tu voz y tal vez con el mismo soplar del viento, siento que me abrazas, dándome calor y palmaditas en mi espalda, como dándome ánimos y aliento. Gracias padre por el cariño y el amor que me diste, nunca mientras yo viva te olvidaré, y siempre te llevaré en mi pecho junto a mi corazón. Con cariño tu hija Titty. Autor: **Lulù Hdz*Monterrey, N.L. Mèxico 14-marzo-2009
¿ Te Gustó el Poema, Que Opinas ?